viernes, 25 de marzo de 2011

El Ladrón del Rayo: Tinta muy exagerada...


Hace varios días que tenía en mente comentar sobre este libro, escrito por Rick Riordan y que, además de ser best-séller en Estados Unidos, fue llevado al cine de la mano de Chris Columbus, director de las dos primeras entregas de Harry Potter.


Percy descubre su extraña procedencia, lo que lo convierte en semidiós.


La historia en sí ya me parece muy exagerada o forzada: el hecho de que los dioses de la antiguedad continúen en nuestro mundo, y que sus hijos -pequeños héroes- tengan que descubrir sus orígenes en un campamento donde todo está permitido y se confunde lo antiguo con lo moderno, no me llevaba a leer ninguno de los libros, pero como me lo habían prestado para el verano, accedí a leer al menos el primero.

El joven Percy, acompañado por sus amigos Grover (sátiro) y Annabeth (hija de Atenea).

Y me encontré con una historia por momentos media floja, por momentos bien lograda, con personajes ligeramente interesantes y otros francamente patéticos. Pero entonces... ¿cómo hice para acabarlo? Ahí están mis pensamientos encontrados: era llevadero, pero también, bastante ridículo. Pretende ser tan original y abarcativo que apenas es creíble y los hechos en sí apenas tienen conexión, o se pierde el hilo conductor de la trama.

La malvada Medusa, antagonista bastante floja (al menos en el libro).

Por momentos resulta interesante (por ejemplo, la historia de Thalia y cómo va cobrando importancia a lo largo de la historia), por otros varios, exageradamente flashero (el hecho de que una nereida se aparezca en un mar mugriento de Estados Unidos, el porqué los dioses se afincaron en aquel país del norte, el ataque del minotauro y de tantas otras bestias mitológicas que uno no entiende cómo llegan hasta allí); presenta ideas buenas que después arruina (la visión del mundo de los muertos, si bien no alcanza lo metafórico y la profundidad de El catalejo lacado, de Philip Pullman, resulta original hasta el momento en el cual nos dicen que hay filas como en los bancos, guardias de seguridad y detectores de metales.

En fin, una novela aventurera, para leer sin esperar reflexiones.


No vi la película, pero supongo que éste será el palacio de Hades, en el Inframundo.

Susurros del libro:

"-Quién soy? -murmuró-. Bueno, esa es la pregunta que todos queremos que nos respondan, ¿verdad?"

"-(...) ¿Puedes imaginar lo que significa no morir nunca? ¿No desvanecerte jamás? ¿Existir, como eres, para toda la eternidad?"

"-(...) Ni siquiera se pueden ver las estrellas. Han contaminado el cielo. Es una época terrible para ser sátiro."

"-El dios de los lugares vírgenes desapareció hace dos mil años (...). Desde entonces no han parado de saquear el reino de Pan. (...) Nos protegía a nosotros y a los lugares vírgenes de la tierra. Nos negamos a creer que haya muerto. En todas las generaciones, los sátiros más valientes consagran su vida buscando a Pan. Lo buscan por todo el mundo y exploran la naturaleza virgen, confiando en encontrar su escondite y despertarlo de su sueño."

"-(...) ¿en serio crees que serás el que encuentre a Pan?
-Tengo que creerlo, Percy. Todos los buscadores lo creen. Es lo único que mantiene la esperanza cuando observamos lo que han hecho los humanos con el mundo. Tengo que creer que Pan aún puede despertar."

"Incluso en ese mundo subterráneo todos, incluidos los monstruos, necesitaban un poco de atención de vez en cuando.
Pensé en ello mientras esperaba a que los demonios pasaran. Fingí no darme cuenta que Annabeth se enjugaba una lágrima de la mejilla mientras escuchaba el lastimero aullido de Cerbero en la distancia, que echaba de menos a su nueva amiga."

"Los muertos no dan miendo. Sólo son tristes."

"Me iba sin salvar a mi madre. (...) pensé que, después de todo, quizá sí estaba dejándola en buenas manos. Las suyas propias."



lunes, 14 de marzo de 2011

Presentación Animada

El viernes 11 de marzo, a las 19:30 hs. se llevó a cabo la presentación del curso de Animación dictado por la profesora Nathalia Pelusso en el centro cultural Bartolomé Hidalgo (más conocido como La Panadería), ubicado en las calles Uruguay y Bartolomé Mitre de la Ciudad de Morón.


En la entrada a La Pana :)


Y, cómo no, ahí estábamos nosotros: Faq por su taller, acompañado por amigos :), además de mi compa de guión y yo, que también ligamos los diplomas correspondientes.


Faq recibe el diploma de manos de su profesora, acompañado por Manuchi.



De izquierda a derecha: Manu, yo, Shirdi y Faq.


Nos tocó una noche muy fresca y agradable; no hubo mucha gente, pero la pasamos lindo con ellos y la simpleza de la presentación: hubo fotos, charlas y risas varias, además de la proyección de los cortos animados y los de producción (realmente, muy buenos).

En fin, un par de horitas tranquilas, entre amigos y velados por el Arte, ¿qué más se puede pedir?


Camino a La Pana.



Foto con la Otra Hermana :)
Para los interesados, en el canalcecam de Youtube están los videos de Producción; acá está el link de mi favorito:

http://www.youtube.com/user/canalcecam#p/u/8/kiuSSD4YoWQ

martes, 8 de marzo de 2011

Antes del apocalipsis

Después de algunos días, vuelvo con ciertas novedades...
Hace un par de días conseguí Memorias de Idhún 1, y la verdad que estoy muuuyyy feliz y me muero por leerlo, pero mi hermano me ganó de mano jeje. Lo más lindo, no obstante, fue haber compartido esa tarde con Brenda, la mejor librera que conozco y conoceré jamás, que pasó a convertirse en una tía del corazón, siempre presente en el aroma de los libros y las tardes de gaseosa, facturas y cafés.

También anduvimos "purificando" la casa con vinagre y sahumerios brillantes como estrellas decorando la casa; es que este año amaneció con ciertos... inconvenientes... que nos llevaron a protegernos de posibles energías negativas que nos rondaban. Fue un poco gracioso porque nunca me había imaginado a mi mamá pasando vinagre con el trapo de piso y encendiendo sahumerios, ya que poco cree en esas cosas, pero bueno, como dice el dicho: "creer o reventar..." :/

Y bueno, hoy tuvimos el cierre de estas vacaciones con una salidita sencilla y un paseo por las calles que desde mañana transitaré como estudiante...
Antes del apocalipsis, una zambullida por el blog me da la ilusión de que mañana las vacaciones seguirán su curso, pero éstas se escurren cual arena arrastrada por el viento...
Ya me puse poético.
     
.
¡Bueno, hasta la próxima entrada y buen año de estudios para quienes todavía tenemos que recibir el dichoso título secundario!

LA LINEA OJO



¡Y al fin llegamos al primerizo! La primera incursión de Faq en el mundo animado, en un práctico "dibujo por dibujo". Verlo me da añoranza y alegría, porque se nota que mi hermano progresó mucho y que le gusta lo que hace :)
Justamente este viernes tieen la presentación en el Centro Cultural La Panadería de Morón, donde además de recibir el diploma correspondiente, obtendrá los horarios de este nuevo año (pasa a segundo nivel!)

¡Lo mejor para él!

Y que el Arte siempre triunfe...

zapatilla-pie-quiere



Aquí otra animación  de mi hermano; en este caso, la tercera en una técnica llamada "recorte", que combina objetos reales con dibujos. La historia de un pie que busca su zapatilla, pero no le será muy fácil atraparla... Una visión breve y original sobre la complementación del hombre con lo que inventa.

Las rocas duelen menos si nuestros pies no están desnudos...

Buena semana!

jueves, 3 de marzo de 2011

LUZ



Acabo de descubrir una forma más rápida de subir los videos... jeje, así que aquí van los restantes. En primer lugar tenemos a mi favorito, "Luz", protagonizado por la chica azul, Kim, en una animación con plastilina. Es el último trabajo realizado por el momento, y el más complicado y peligroso de todos, según mi hermano, ya que se interactúa con fuego.
Teniendo en cuenta el fondo con papel de diario, es un dato a tener en cuenta... :) 
Al realizar una animación, aunque sea tan breve, siempre se analiza el personaje y su contexto. En este caso, Kim es una chica consumida por la tecnología, lo cual la hace vivir en la oscuridad de su cuarto (como metáfora tenemos el cable insertado en su cabeza). Hasta que un día, encuentra una luz y decide prenderla, y entonces...

...descúbranlo ustedes...

Fredy Dance!


¡Este es el primer video que subo al blog!
Es la segunda de cuatro animaciones que hizo mi hermano el año pasado en el centro cultural La Panadería de Morón, Provincia de Buenos Aires. A él le fascina el taller, así que decidí subir sus trabajos para compartirlos con ustedes porque simplemente me parecen geniales y muy entretenidos.
Haber qué opinan a ustedes...
En este caso, la técnica es dibujo por dibujo; estos segundos equivalen a 64 dibujos.
Próximamente subiré sus animaciones restantes.

video

Cómo entrenar a tu dragón



Hoy quería hacer una reseña tardía de una película muy bonita, llena de aventuras y personajes entrañables, que además de excelentes ambientaciones, música y diseño, cuetna con buen argumento.
La peli la vi hace ya vario tiempo, pero ahora mi hermanita se está fanatizando y esta última semana la vi al menos dos veces por día :/ y cada vez que me sentaba con ella me emocionaba, así que aquí va mi visión de Cómo entrenar a tu dragón...


Una historia clásica pero a su vez original, que reinventa el mundo de los dragones y sus especies, y ahonda en la humanidad de los forajidos vikingos europeos. La mayoría de sus personajes son únicos y memorables, como el pobre Hipo, que desencaja con los suyos, o la guerrera pero sentimental Astrid, o los hermanos Brutacio y Brultida que, aún en sus breves apariciones, saben captar la atención del público.
Aunque explore tópicos ya vistos (como el chico desplazado que busca ser algo que no es, o la amistad entre este chico y una criatura mítica, o su relación con sus pares), lo hace de la manera más fresca, llevadera y, también, un poquito lacrimógena :(
Muy buenas las voces y personalidades que aportan los actores que hay tras la animación (Hipo tiene mucha gestualidad en común con el joven Jay Baruchel), pero también las de los otros, esos talentos que prestan sus voces en el doblaje latinoamericano, que a pesar de aparecer en un pantallazo tras los créditos finales, son otra gran joya del film. ¡Mis felicitaciones para ellos!
Como el colorido marco, la música acaba por sumirnos en la historia, con melodías célticas que fortalecen las imágenes y lo humano de sus personajes.



Lo único que quizás tengo para criticar es que el combate final me parece un poco insertado a la fuerza en comparación con el resto del largometraje, pero de todos modos, sale airoso con su final (un poco triste...), y sus mensajes universales de amistad, esperanza e igualdad.

Tanto para chicos como para grandes, una historia para ver más de una vez.


Lo mejor:

-Las escenas en las cuales Hipo comienza a conocer al dragón y, con él, a su propio destino; especialmente cuando se dibujan a ellos mismos, en un momento que considero antológico en el cine de animación, ya que, al haber armonía con la música y las imágenes, transmite una profunda emoción.
-El avance de Hipo en cuanto a sus clases como "cazador de dragones": con una cortina musical y toques cómicos, se aprecia la emoción de cada personaje, desde el Hipo que descubre dos mundos, hasta la furiosa Astrid al caer en al cuenta de que superan sus vikingas habilidades.
-El vuelo en las nubes, en otro momento de ensueño, excelentemente logrado.
-La capacidad de síntesis de los primeros cinco minutos, donde podemos distinguir sin complicaciones los tipos de dragones y la estructura de Berk, el pueblo vikingo donde se sucede el eje de la trama.

Lo flojo:

-El enfrentamiento final.

martes, 1 de marzo de 2011

El Diario de Ana Frank: Libro del alma


Leí el Diario de Ana Frank dos veces: una cuando tenía 12 años y otra el año pasado con la escuela; la verdad es que mi modo de leerlo cambió muchísimo, y ciertamente me dejó pensando, porque fue algo que pasó, una historia real que trasciende las páginas. Que, de un modo u otro, nos involucra a todos. Es una lectura por momentos fluida y constantemente profunda. Ana parece descubrir en cada página la esencia de quienes la rodeaban, pero sobre todo, su esencia, esa que sólo descubre cuando aprende a quererse a sí misma y a los demás. Cambian su mirada, su forma se ser, su vida.
Es triste pero necesario.
En mi opinión, una de las mejores obras literarias que podrán existir jamás. La voz que dejó grabada en mi corazón y me ayuda a crecer día a día me hace creer que Ana, de alguna forma, está viva cada vez que una persona se detiene a leer sus pensamientos y descubrir su esencia, a través de la cual traslucirá, al final del camino, nuestra propia esencia.
Cada vez que lo rescato del estante, leo aquellas frases marcadas con birome verde, azul o negra, con lápiz de grafito o con el recuerdo, como en retazos susurrantes. Es el libro con más anotaciones que tengo. Entonces me acuerdo de todo lo que me hizo crecer…, por eso los animo a que también lo lean y juntos apreciemos lo que tenemos.
Es un libro eterno.



Harry Potter y el misterio del príncipe: Tinta mágica y decisiva


Hace unas pocas horas terminé de leer la sexta entrega de la saga del joven mago y, como les venía prometiendo, preparé una entrada dedicada exclusivamente a ella.
Realmente J. K. Rowling no necesita ni una pequeña dosis de Felix Felicis -poción de la suerte-, ya que, aunque a veces resulte un poco lenta o exagerada, sabe como mantener en vilo a sus lectores. Sus personajes resultan curiosos, originales, tan luminosos como oscuros, y tan bien personificados que llegan a ser queridos. Entre ellos destaco a Luna Lovegood (que, aunque aparece pocas veces, siempre que lo hace me saca una sonrisa), mejor tratada que en el libro anterior, ya que sus extravagancias son aceptadas por Harry y sus amigos; a la profesora Trelawney (muy graciosa ahora que conocemos su borrachera y su manía de esconder botellas de jerez en la Sala Multipropósito) y, cómo no, al emblemático Albus Dumbledore, al joven Harry, al atormentado Draco Malfoy, y al detestable Severus Snape.

Otros personajes muy bien retratados, pero notoriamente diferentes a las entregas anteriores, son Tonks, de quien se extraña su gracia y torpeza, aunque se hace comprensible su dolor y su dejadez, y Ginny, más desenvuelta y optimista.
La historia en sí me parece muy interesante; muy bien ambientada, con ese clima tenebroso que presagia la cercanía de la batalla final, acrecentado por el siniestro personaje de Fenrir Greyback, un mortífago que además es hombre lobo y siente predilección por los niños… (mezcla bastante oscura, por cierto, pero que ayuda a la hora de denotar la crisis de muerte y desapariciones que se sucede tanto en el mundo mágico como en el de los muggles), además de por la obsesión del nuevo ministro (interesantísimo personaje) por capturar mortífagos y establecer la moral en la comunidad mágica. Aquí, tanto los mortífagos como el ministerio, cada uno con distintas armas, son igual de peligrosos. Otro punto fuerte en este caótico marco es el rotundo cambio en el callejón Diagon, la charla entre los “dos ministros” con la cual comienza el libro, y las fuertes medidas de seguridad del colegio.
Cerca de la mitad quizás flaquee porque poco parece suceder tras los muros del castillo, a excepción de las hormonas que persiguen a muchos de los estudiantes :) , por eso mis partes favoritas siguen siendo, generalmente, las que ocurren fuera de Hoghwarts.
Los viajes en el pasado para descubrir el origen de Voldemort resultan sumamente interesantes, aunque quizás en algunos haya demasiada información, que el lector tarda un poquito en asimilar. No obstante, me parecieron uno de los puntos más fuertes del libro.
La estructura narrativa me pareció más ordenada y llevadera que en el libro predecesor.

Y el final… ¡El final! Es inesperado… Con muchísima acción, arrollador, revelador… Marca un antes y un después. Es la entretela del combate final, ese que se vaticina desde un principio. Me pareció que quizá pasaba demasiada en tan pocas páginas; tiene tanto suspenso y frenético enfrentamiento que uno se queda con ganas de mucho más.
Destaco también la personificación de los villanos, especialmente Snape, Greyback y el joven Malfoy, atormentado por las dudas y el remodimiento; pero Tonks y Luna siguen siendo mis personajes predilectos :)
Y aunque lea este libro por tercera vez, me llevé una muy grata sorpresa, disfruté de buenas horas de lectura y me deprimí bastante con su desenlace, donde la muerte se hace más presente que nunca.
¡¡Ahora sí que puedo leer por segunda vez el último libro, así me preparo para Las reliquias de la Muerte, Parte II!!

Lo mejor:
-Combate final (suspenso, suspenso, suspenso…).
-Enfrentamiento con los Inferi (despiadadamente genial).
-Viajes al pasado (buena narración y marco; muy instructivos respecto al origen de Voldemort y, por ende, a los pasos que Harry deberá seguir en el próximo libro).
-Incursión de los Horrocruxes como elementos fundamentales para derrotar a Voldemort. Muy original e inesperado; a pesar de que aparezcan sin que lo sepamos directamente en otros libros de la saga, no está agregado a la fuerza.
-Clima final, donde el dolor de la muerte sacude a los personajes y, además, sirve para revalorizar al personaje de Hagrid quien, en mi opinión, comenzaba a flaquear en el quinto libro.
-La metáfora que plantea el poder viajar y obtener recuerdos ajenos.

Lo peor:
-Por momentos, demasiado amor juvenil para mi gusto :/

Susurros del libro:
“-Si me entrega ese recuerdo, compensará todo el mal que hizo -le aseguró Harry-. Sería un acto muy noble y muy valiente.”
“-(…)Ellos pensaron que moriría en el intento, pero aquí estoy…Y ahora su vida depende de mí… Soy yo el que tiene la varita…Su suerte está e mis manos…
-No, Draco -corrigió Dumbledore-. Soy yo el que tiene tu suerte en las manos.”
“Afuera, en la oscuridad, un fénix cantaba de un modo que Harry no había oído nunca: era un triste lamento de una belleza sobrecogedora. Y el muchacho sintió, como ya le había ocurrida anteriormente al oír cantar a esa ave, que la música dentro de él y no fuera: lo que resonaba por los jardines y entraba por las ventanas del castillo era su propio dolor convertido, mediante magia, en música.”
“Los tres se reunieron por fin bajo la sombra de un haya donde se habían sentado a veces en tiempos más felices.”